Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página
Atrás a Blog

HISTORIA DE LA ALHAMBRA

alhambra

HISTORIA DE LA ALHAMBRA

Entradas Alhambra (Actualización COVID-19)

 

El conjunto monumental de la Alhambra lo forman:

  • Palacio de Carlos V
  • La Medina
  • La Alcazaba
  • Rauda
  • Palacios Nazaríes
  • Palacio del Generalife

Todo esto lo puedes encontrar también en nuestra página web y conocer más detalles.

 

¿QUIÉN CONSTRUYÓ LA ALHAMBRA?

Concretamente, fue Muhammad I o Ibn al-Ahmar, quien llevó su corte del Albaicín a la colina de la Sabika en 1237, inciando las obras de la Alhambra con construcciones como la Torre de la Vela, la Torre del Homenaje y la Acequia Real.

Muhammad II viene a consolidar la derrota y construir el Palacio del Generalife.

En un momento de paz cierta con los reinos cristianos, su nieto Muhammad III (1302-1308) encarga grandes obras, como la Gran Mezquita de la Alhambra, el Baño Real y el Palacio del Partal.

Más tarde es depuesto y asesinado, comenzando una serie de luchas internas en la corte granadina.

Con Ismail I se produce un cambio en la línea dinástica. Bajo su mandato se construyen la Puerta de Armas y deja su impronta en el Palacio de Comares, construyendo así su propio palacio.

Yusuf I (1333-1354) realiza, durante lo que podría considerarse la edad dorada de la Alhambra, obras magistrales como la Puerta de la Justicia, el Salón del Trono en la Torre de Comares y el Oratorio del Partal.

Su hijo Muhammad V (1354-1359), en un reinado también de oro, construye el maravilloso Palacio de los Leones con su famoso patio, el Mirador de Lindaraja y finaliza el Palacio de Comares, poninendo así fin a las construcciones nazaríes en la Alhambra.

 

LOS REYES CATÓLICOS EN LA ALHAMBRA

El 2 de enero de 1492 Boabdil entrega la Alhambra y su reino a los Reyes Católicos, acto con el que terminan también ocho siglos de presencia árabe en la Península Ibérica.

A partir de este momento comienza la adaptación de la Alhambra para los reyes cristianos, que trasladan aquí su corte. Aquí también fueron enterrados quedando ligados a esta ciudad para la eternidad.

Se hicieron obras de decoración en los palacios nazaríes, añadiendo el emblema real por todas partes. Donde antes había oratorios se crean capillas, iglesias donde había mezquitas.

Las murallas y torres se reparan y se abren nuevos accesos a la Alhambra.

Reinando ya el nieto de los Reyes Católicos, el emperador Carlos V, las obras en la Alhambra continúan.

Parte de los palacios nazaríes fueron destruidos para la construcción de las Habitaciones del Emperador y del Palacio de Carlos V a partir de 1533.

La Alhambra siguió siendo un lugar importante para el emperador y aunque nunca trasladó aquí su corte, sí planeó instalar en Granada el mausoleo real de su familia.

 

ÉPOCA DE ABANDONO E INVASIÓN FRANCESA

Desafortunadamente, la Alhambra sufrió una época de abandono a partir del reinado de Felipe V y fue invadida por las tropas napoleónicas durante la invasión francesa de España.

En este trágico momento de su historia gran parte del monumento estuvo a punto de volar por los aires, debido a las explosiones provocadas por las tropas francesas en su huida.

Siguieron años de abandono total en los que la Alhambra estuvo habitada por gente de la calle que hasta hacía hogueras en su interior para calentarse.

 

LOS VIAJEROS ROMÁNTICOS Y DIFUSIÓN INTERNACIONAL

En el siglo XIX llegaron los viajeros románticos que quedan fascinados y trasladan a sus obras la magia y belleza que aún conservaba la Alhambra.

En esta época el escritor norteamericano Washington Irving escribe los Cuentos de la Alhambra mientras disfrutaba de su estancia en las Habitaciones del Emperador.

Otros artistas, entre ellos importantes pintores franceses e ingleses, y arquitectos europeos visitaron el monumento y plasmaron sus impresiones en sus obras.

Todos ellos contribuyeron a que se tomaran medidas para frenar el deterioro y garantizar la conservación de la Alhambra.

 

ÉPOCA DE RESTAURACIÓN Y CONSERVACIÓN

No será hasta la Primera República en 1870 que la Alhambra es declarada Monumento Nacional.

Tras el expolio y el abandono comienza la época de restauración y conservación del conjunto monumental en el siglo XIX, proceso que no siempre tuvo aciertos.

En 1914 se funda el Patronato de la Alhambra y toma las riendas de las obras de restauración en 1923 el gran Leopoldo Torres Balbás.

En 1984 la Alhambra y el Generalife fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con el Albaicín por su destacado valor cultural.

Para conocer más sobre la Alhambra, mira lo que te ofrecemos: haz clic.